OLGA


Hola bloggeros, nuevamente estoy con ustedes. Espero publicar un poquitín más seguido. 

Hoy les quiero hablar de un libro que me mandaron los amigos de Bookish, que recientemente empezaron a distribuir en México, lo cual me tiene muy contenta ya que son cajitas que solo anhelaba a la distancis :( jajajaja bueno un poco de drama. El libro que me llegó en la caja literaria es el de Olga, del Alemán Bernhard Schlink.

Recientemente la editorial Anagrama presentó al público hispanoparlante la última novela publicada del escritor Bernhard Schlink, Olga. Esta historia es considerada la más íntima y romántica del también jurista alemán, donde nos adentra a los sentimientos y pensamientos más profundos de una mujer. De igual manera, nuevamente nos habla de Alemania, de su historia y de su gente, una historia que sido contada muchas veces, pero pocas desde la perspectiva de las otras víctimas, los alemanes.

Trama.

Este libro está dividido en tres partes, las primeras dos narradas por la misma persona, Ferdinand, pero desde diferentes perspectivas. En la primera, el narrador es solo un testigo de la vida de Olga y basa todo lo que cuenta en lo que la protagonista le dijo. En la segunda parte, nuestro narrador, ahora en primera persona, nos habla de él, de su cómo conoce a Olga y cómo influye en su vida. Finalmente, la tercera parte es epistolar, solo hay un remitente, Olga, y solo un destinatario, Hebert. Pero es la parte más íntima, donde conoceremos a profundidad a Olga y sobretodo sus secretos nunca antes develados.

Olga nace a finales del siglo XIX, siempre fue una niña diferente, observadora, con sed de aprender, pero que las finanzas de la familia no se lo permitían del todo. Desde muy pequeña aprendió a crecer aislada, a convivir con la ausencia de sus seres queridos, primero con unos padres ausentes que la dejaban casi todo el tiempo al cuidado de la vecina, la que parecía más su madre; posteriormente, a la muerte de sus padres, se va a vivir con su abuela, una mujer que también estaba acostumbrada a vivir aislada, y el encontrarse de pronto con la responsabilidad de criar a una niña a la cual no le tiene el más mínimo afecto, fue algo que no le agradó mucho.
Durante su infancia, Olga conoce a Hebert y Viktoria, dos hermanos hijos de un acaudalado hombre del pueblo. Los tres se vuelven inseparables, hasta que mandan a Viktoria a estudiar fuera y solo queda Hebert.
“Es una historia de amor a la sombre de la historia alemana”
Una vez entrados en la adolescencia, la atracción y sentimientos entre estos jóvenes crece y comienzan una relación, que al principio mantenían en secreto ya que sabían que las diferencias económicas causarían conmoción en la familia de Hebert.
Hebert quiere muchas cosas, quiere servirle a su país, quiere a Olga, quiere que sus padres acepten su relación para poder casarse, quiere lograr algo importante. El problema es que no logra establecer sus prioridades. Por otro lado, Olga solo quiere a Hebert, amarlo y ser felices.
Durante gran tiempo de su relación Hebert, a como muchos jóvenes en esa época, viajaba constantemente, primero a la África alemana, luego a América del sur, todo para saciar sus ambiciones personales… o simplemente se aleja para no tomar ciertas decisiones.
Cuando Hebert emprende una expedición polar, para Olga será una nueva ausencia, de esas a las que ya estaba acostumbrada. Esperará a Hebert, pero en esa espera se cruzarán dos guerras mundiales, cambiará de pueblo, de trabajo, de amigos, envejecerá y finalmente morirá.

El mundo femenino

Una de las cosas que más me sorprendió y gustó, no es que Schlink pretendiera describir los más íntimos pensamientos y sentimientos de una mujer, me sorprendió que lo hiciera, lo entendiera y lo sintiera. Por momentos olvidaba que era un hombre el autor de aquellas palabras. Y es que cuando una mujer está en una relación, muchas veces calla, porque no quiere iniciar una pelea, porque prefiere tolerar ciertas cosas; evita preguntar, porque teme la respuesta, o la falta de ella.
“Siento fascinación por los personajes femeninos”
Y es que lo bello en una novela es cuando el escritor cuenta una historia que puede ser de muchas personas, Olga representa a muchas mujeres que amaron y aman, que esperan, que comprenden, que se frustran, que gritan en silencio, que por amor dan sin esperar nada a cambio, pero que en el fondo esperan todo. Nos habla de la entrega del amor a pesar de las faltas que tenga uno u otro, a pesar de la distancia y sobre todo el amor a pesar de las ausencias.
Pero no se confundan, Olga no es una débil, es una mujer diferente, sedienta por aprender, tuvo que ser autodidacta en un tiempo donde todos le cerraron las puertas; no tuvo una vida fácil, aun así luchó, luchó por estudiar, por trabajar, por vivir, por sus ideales.

Alemania vista con otros ojos.

Olga no solo es una novela que nos muestra el universo femenino, también es una novela histórica que nos da un paseo por Alemania, por su historia y su gente. Conoceremos la Alemania de finales del siglo XIX, su sed de expansión.
“No puedo escribir sobre alguien, sin escribir sobre su tiempo.”
También veremos un lado que casi no es retratado en las novelas, las Guerras Mundiales pero a través de los propios alemanes, pero no los alemanes de Berlín o las grandes ciudades, sino de los pueblos, los alemanes de clase media y baja, cómo digerían las noticias y como seguían con sus vidas, como afrontaban las despedidas y las pérdidas de los hijos, los hermanos, los padres, los amores.

Sobre el autor.

Bernhard Schlink no solo es escritor, sino un jurista alemán, pero no cualquier jurista, fue juez en la Corte Constitucional de Renania del Norte-Westfalia. También es profesor en la Universidad de Humbold.
Su primer libro es Autocastigo, pero la novela que lo llevó a la cumbre es sin duda El lector, traducido en más de 39 idiomas y publicada originalmente en 1995, pero no fue sino hasta 1997 que Anagrama lo publicó en lengua española. Fue tal el éxito que el director Stephen Daldry dirigió su adaptación a la pantalla grande, protagonizada por Kate Winslet y Ralph Fiennes.

Olga es sin duda un libro que encierra muchas mujeres, muchas caras. Tocará las fibras ocultas, al grado de pensar “¿Y este escritor cómo sabe lo que pasa por la mente de una mujer?” La respuesta la desconozco, pero el estilo elegante y profundo de Schlink, es algo que deben disfrutar.

Tips de lectura

-         Otra novela del autor llevada al cine es Crónica de un engaño, dirigida en 2006 por Richard Eyre y con actuación de Laura Linney, Liam Nelson y Antonio Banderas.

-         Schlink no siempre ha sido un jurista, político o escritor, también fue aprendiz de masajista y joyero.

-         Si te gustan las novelas que hablen de las Guerras Mundiales, esta es una buena lectura para conocer la “otra cara de la moneda”

-         Si sueles leer con música, te recomiendo la lista de Spotify: Melancholia

-         ¿Te apetece una bebida? Un té de frutos rojos, ya sea helado o caliente. Y si las emociones lo ameritan, un tinto de verano.


Comentarios

  1. Hooooooola Sol Solecito, oye me atrapaste con que habla de la guerra desde el punto de vista de alemania, me lo super apunto, empezaré a juntar para comprarlo.
    Besitos!

    ResponderEliminar
  2. Hola Sol! tomo en cuenta lo que dices de este libro, como ya te comenté creo que yo también lo disfrutaría como tú. Me gusta mucho esa parte que indicas sobre la "facilidad" (por decirlo de alguna manera) que tiene el autor de profundizar en sus personajes femeninos, me llama mucho la atención. Leeré El lector y tengo intención también de leer este otro, Olga, posteriormente. Espero que me atrape su escritura... Un abrazo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario